Lo que siempre has querido saber del corte por laser

 

Las técnicas utilizadas para cortar piezas de chapa han ido evolucionado con el tiempo. Esto ha supuesto un antes y un después en el sector de la metalurgia.

Una máquina de corte por láser utiliza diversas fuentes de energía. Por una parte, la luz del cabezal del láser, donde permite realizar el corte de los materiales, por otra parte, también necesita gas a presión para desaguar el material que se ha cortado. Los gases más frecuentes son el argón, nitrógeno y oxígeno.

Pero, ¿Cuándo empezó a usarse esta técnica de corte?

Esta técnica empezó en 1965, en un centro británico, la utilizó para hacer agujeros en diamantes y años después lo emplearon para el corte de materiales mediante oxígeno.

A partir de los años 70 se introdujo en la industria aeroespacial, que la utilizaban para cortar titanio. Además, no tardó mucho en introducirse en otras industrias, adaptaron las máquinas de laser de CO2, logrando que se cortaran piezas con contornos innovadores y con gran dificultad.

A día de hoy, muchas empresas disponen de máquinas de corte por láser, sobre todo, en industrias de metal.

El corte por láser en metal permite realizar cortes muy precisos y de formas que no podrían efectuarse por otros procesos de mecanizado.

Una ventaja del corte láser es la rapidez y el poco tiempo necesario para preparar la máquina. Esto lo hace muy competitivo frente a otros sistemas.

 

×